martes, 22 de febrero de 2011

Barcelona Fetish Weekend preparando modelitos




En Abril de 15 a 17 2011 asistire con mis amigos y sumisitos de Madrid al primer Fetish Weekend de la ciudad condal...gggggggggggrrrrrrrrrrr..que ganas de que llegue!!!


Quien le interesa o se quiere apuntar aquy teneis un enlace a la pagina web




domingo, 13 de febrero de 2011

martes, 1 de febrero de 2011

Sobre el arte de la Dominacion



Con toda la experiencia y conocimientos acumulados, puedo asegurar que


soy capaz de valorar la entrega y la disposición de un sumiso con sólo


observar detenidamente su forma de saludarme y de rendirme pleitesía


nada más acudir a mi Gabinete.



Los mejores esclavos que he tenido y tengo son los que vienen


dispuestos a darlo todo, a satisfacer mis fantasías y deseos sin


condiciones, dispuestos a conseguir mi placer sin pensar en el suyo


propio, los que asumen que la dominación es eso, satisfacerme,


obedecerme, adorarme, cumplir todos mis deseos, sumergirse en ese


mundo de dominación y entregarse totalmente a mí.



También la experiencia me ha enseñado que hay muchos esclavos que ya


por teléfono te comentan lo que les gustaría que les hicieras o que


vienen con un guión establecido, que quieren postrarse ante mí sin


rendir la pleitesía debida, que solo aspiran a revivir el esquema que


tantas veces ellos han repasado mentalmente en sus fantasías mientras


se masturban, sin abrirse a la experimentación, sin hacer concesiones


a la fantasía.


Estos sumisos vainilla no son verdaderamente el tipo de personas


deseosas de disfrutar del S/M y de la dominación; vienen cargados de


prejuicios y ya sabemos que precisamente el sado es fantasía e


imaginación. Es entregarse, darse, ofrecerse al Ama para que ésta


disponga a su antojo de sus esclavos, para que Ella realice sus


fantasías, que Ella sea la que verdaderamente disfrute de las sesiones


y decida qué se hace en cada momento y cómo se hace…



Lo que me satisface como Ama es dominar, he tenido experiencias


rotundas con magníficos esclavos que han sabido entregarme lo que yo


exigía de ellos en cada momento, he tenido y tengo esclavos que


aceptan mis deseos sin rechistar, que aceptan disciplinas y castigos


sin pestañear, que sólo quieren ver satisfechas mis órdenes, verme


disfrutar, que se sienten lo que realmente son, “esclavos en este


juego de adultos”, en el que quien decide e impone las reglas del


juego soy Yo, este juego en el que yo soy la que siempre gano, este


juego que se juega con mis reglas, que se sabe cómo empieza pero sólo


yo sé cómo termina….



Como dómina profesional, he tenido también experiencias satisfactorias


en la educación y en el arte de la dominación de algunos de esos


esclavos que vienen con reticencias y miedos; Siempre he sabido


diferenciar de entre los sumisos light de “guión mental” a aquellos


sobre los que estaba convencida de que con una buen doma, con un buen


trabajo continuado de dominación y castigo conseguiría pulir el


carácter sumiso y lograr el sometimiento pleno y la entrega total de


algunos de esos esclavos que a priori no estaban entre los elegidos.


Precisamente esto es lo mejor de la dominación. Como sucede con los


caballos, a los que hay que domar y pulir para poder montarlos con


plenas garantías, hay esclavos reticentes a obedecer determinadas


órdenes, o a aceptar determinados castigos o disciplinas…



…este punto es uno de los más excitantes de mi profesión, saber


descubrir de entre los esclavos que acuden “de tapadillo” a aquellos


que tienen realmente potencial sumiso, irlos domando, puliéndolos a mi


antojo, enseñarles cómo me gustan las cosas, educarles en la


obediencia Total, hacer que se entreguen a mí sin reservas, que me


entreguen su voluntad, que se sometan, que se humillen ante mí como ni


siquiera ellos habrían imaginado… conseguir esto es realmente llevar


la dominación a su grado más alto.



Este trabajo de dominación no se hace de un día para otro, requiere


entrenamiento, disciplina y voluntad.


Recuerdo ahora un caso de los muchos que he experimentado en el que un


esclavo vino por primera vez a mi Gabinete hace tres años. Era


clarísimamente un caso de sumiso vainilla adorador de pies… vi en él


algo distinto y me propuse domarlo para Mi, para que cumpliera mis


deseos y se sometiera a mí con entrega total, … a él nunca se le


habría pasado por la cabeza que por dar placer a su Ama tuviera que


soportar decenas de latigazos, o recibir una lluvia dorada, lo único


que estaba en su imaginación era besar y lamerme los pies… con firmeza


he conseguido de él lo que pretendía, un esclavo Total, que se postra


ante mí sin pretensión alguna, con la única idea de satisfacer mis


deseos más inmediatos, que se somete a mi voluntad y se entrega a mi


placer, que soporta con entereza cualquier tortura;


A día de hoy hago con él lo que quiero, se ha convertido en un


consumado especialista adorador de mi lluvia dorada, en mi perfecto wc


portátil,…nunca me he parado a preguntarme si le gusta o no, …me


apetece a mi y punto…



Fruto de este trabajo de dominación y sometimiento mental de los


esclavos he conseguido dar rienda suelta a mi gran Fantasía, la


fantasía del arte de la dominación y gracias a todos vosotros puedo


desarrollar este arte y disfrutar de ella cada día...



Mistress Johanna