miércoles, 6 de abril de 2011

Lluvia dorada







Las personas somos los únicos animales racionales, es la “razón” la


que nos distingue del resto de las especies del reino animal pero en


nuestro subconsciente tenemos asimilados algunos comportamientos y


actitudes que distan bastante de ser racionales y se aproximan más a


nuestra pura esencia animal.


Se sabe que gran mayoría de mamíferos a lo largo de la evolución han


utilizado y utilizan la orina para marcar y delimitar su territorio y


con ello poder mantener alejados a otros animales, rivales o bien


mantener el sometimiento del resto de los individuos del grupo.


Precisamente ahí reside para mí la esencia de una de las prácticas


sado más profundas, y de mayor carga mental, la lluvia dorada.



En términos generales la lluvia dorada es una práctica que exige, por


razones obvias, mutua y total confianza entre los practicantes,


tanto para él que la da, pues en el fondo entrega parte de su esencia,


como lógicamente para el que la recibe.


Pero superada esta visión simple y general de esta práctica hay que


profundizar en la psicología del acto, en qué supone y qué significa


tanto para el Ama como para el esclavo la realización de este acto de


entrega total, de sublime sometimiento, de dominación absoluta.



Para mi la ceremonia de la lluvia dorada es el acto por el que decido


marcar con mi esencia más profunda a los esclavos que se lo merecen,


con la lluvia delimito mi territorio e incremento mis propiedades,


todo lo que está bajo mi lluvia es mío y todo lo que es mío me


pertenece para siempre.



Con la práctica de la lluvia dorada refuerzo mi posición de absoluto


dominio sobre el esclavo, elevo mi placer sádico hasta el límite


máximo, le concedo el honor exclusivo de sentirse mío, de sentirse una


de mis propiedades, decido que va a recibir mi pis, mi jugo, como y


donde yo quiera, y él, en su conciencia, se graba para siempre una


imagen, la imagen por la que su Ama le posee en lo más profundo de su


voluntad y le deja beber parte de su ser…


Así, cuando el esclavo esté de vuelta a su vida privada recordará una


y mil veces que ha tenido el honor de llevar mi marca, la marca mental


que deja mi lluvia, que es mío porque yo lo he decidido así, lo he


convertido en mi territorio, en mi propiedad.



Hace poco tiempo, en plena sesión con un sumiso de vida vainilla


exitosa, profesionalmente hablando, después de haber realizado varios


juegos de lluvia en los que mi esclavo había tenido que beber dos


copas llenas de mi néctar dorado… me disponía a seguir jugando, a


obsequiarle con mi lluvia mientras mi esclavo sostenía un pequeño


embudo con su boca cuando, le pregunté que por qué recibía con tanto


agrado mi lluvia, entonces él me contestó que recibir mi lluvia


caliente directamente en su boca era como un “brindis a la


imaginación”, un brindis a la vida perversa que en su vida real no


podía realizar y que para él aquello era el placer total….


…me gustó aquella respuesta,



…meé directamente en su boca a través de aquel pequeño embudo


ordenándole que no dejara escapar una sola gota pero antes de terminar


le ordené que se pusiera a cuatro patas en la bañera y metiera su


cabeza entre mis piernas, oriné todo lo que me quedaba encima de su


cabeza disfrutando al ver como mi pis mojaba su pelo y caía por su


cuello y espalda, luego lamió mis pies húmedos


… no estaba dispuesta a que aquel esclavo disfrutara más que yo de mi


propia lluvia…



Este post está dedicado a todos los que en vuestras conciencias sabéis


y siempre recordaréis para el resto de vuestras vidas que sois de mi


propiedad, que en algún momento me pertenecisteis y que tuvisteis el


honor de brindar conmigo…



Mistress Johanna



13 comentarios:

  1. Mi historia con mistress Johanna va ligado con la lluvia y sus maravillosas piernas. Pero tengo que decir que nunca fue en el guión previsto o imaginado. Antes de ella conocí a otras mistress que realisaron mi fantasía de la lluvia de manera muy mecánica y profesional que disfrute. Con mistress Johanna fue una sensación muy diferente porque cuando llego este momento siempre fue ella quien decidió y la verdad que siempre fue una delicia. No debería decirlo porque quisiera guardarla por mi pero puedo decir que nunca resentí tanto feeling con una mistress. Me he vuelto adicto a ella y su lluvia es un momento tan intenso que no puedo explicar lo que resiento. Lo que es seguro no me apetece conocer otra experiencia. Porque será? Osito

    ResponderEliminar
  2. Eso es porque avido un muy buen rollo entre nosotros a la primera vista...me gusta lo de adicto a mi..jajjajajaajajaja!!!

    ResponderEliminar
  3. Tan perfecta definicion komo ser tan pasional a la vez???estoy deseando k decida obsekiarme kon el honor d saborear su lluvia...mi lady..a sus pies...su sumiso gladiador...

    ResponderEliminar
  4. Muy en breve saborearas mi deliciosa lluvia, pero te la tienes que ganas con sudor, lagrimas y sufrimiento...mmmmmm...mi pequeño gladiador no sabes tu lo que te espera en le proximo futuro...te dolera pero te encantara..

    ResponderEliminar
  5. K afortunado mi lady...espero hacer k este ogullosa d mi..para mi es un honor estar a sus pies y komplacerla en todo lo usted krea oportuno...estoy enkantado e ilusionado kon la idea d ser su esklavo personal....

    ResponderEliminar
  6. ya eres mi esclavo personal, ya te bautize, nos queda el collar, pero eso sera oficialmente y seras marcado...

    ResponderEliminar
  7. sera un honor mi lady..beso sus pies kon devocion....

    ResponderEliminar
  8. Yo también me declaro "adicto" a tu lluvia Mistress. Y recuerdo con sumo placer el día de mi "bautizo"
    Yo también disfruto de tu imaginación total y me dejo llevar hasta donde tú quieras sobre todo cuando me obligas a saborear tu jugo y me haces apreciar el honor que es para mi ser merecedor de que tu lluvia moje mis labios y no se escape ni una gota... mientras tanto espero ansioso poder estar con mi lengua bjo tus pies.

    Las fotos guapííííísimas, guapa!
    Slave Flo

    ResponderEliminar
  9. hum so sexy and like perverse in rubber pee, kisss sweety....rik-art

    ResponderEliminar
  10. Precioso relato mistress johanna. me gustaría que me hiciera lo mismo... feet, kiss,feet, kiss,feet, lick!

    ResponderEliminar
  11. Para mi es un extasis que me hagan la lluvia dorada me encanto tu relato

    ResponderEliminar